Era octubre o era noviembre, bueno eso era lo de menos, lo importante es que vimos el atardecer juntos, y en ese instante ya estábamos bajo la obscuridad y bajo las gatos de una ligera llovizna, y si me lo preguntan, no cabía en mi felicidad, estaba con la persona que más quería, corrección, con la persona que a mi corta edad jamás pude haber querido tanto en mi vida, porque su compañía, nuestras conversaciones tan espontaneas y naturales, la calidez de su cuerpo, mi mano entrelazada con la suya y otra que buscaba como hacerme reír intensamente con inocentes cosquillas era vida, y para mi era amor, aunque yo sé que para él no fue nada, para mi fue todo lo que jamás añoré.

Y ahora en este horrible Abril, estaba el proceso de olvidar su voz, de olvidar su calidez, de olvidar que fue nombrado el nombre más hermoso para mí, de olvidar sus ojos rasgados, de olvidar su pequeña boca y sus ojos tristes, y es que estaba resignada que ahora tenía que olvidar todas esas alegrías de 9 cortos meses.

(Source: fabbparedess)

Y te vas temprano, has olvidado lo que es estar despiertos a las 4 de la mañana, hablando seriamente, compartiendo risas, compartiendo secretos, simplemente has olvidado todo eso, mientras yo no dejo de drenar todas estas lágrimas llenas de recuerdos. Y solo en esos segundos puedo dejar de quererte, pero el problema es que son segundos contra horas, días, meses y la promesa de estar juntos mucho tiempo, mientras los guardas en baúl y finges que jamás existió todo eso. Y en verdad que tonta me siento por darte todas esas lágrimas sin mañana.

Me lo advirtieron, y yo preferí jugar con el fuego, creyendo que eran mentiras y que si amaba el fuego jamás me pasaría nada, pero mírame son las 2:37 de esta cruda madrugada de miércoles, con una triste canción y la vida hecha un desastre.

(Source: fabbparedess)

No es orgullo, por primera vez en mi vida no es orgullo, me marcho porque he dado todo de mí, solo me falto mi piel y mis huesos, pero por obvias razones yo no puedo, y yo ya no puedo más. Puedo sentir como dejo de ser literal y comienzo a sentir como muero, como me marchito, por eso amor mío, me marcho sin decirte adiós, porque tengo la más mínima esperanza de que no me iré de tu vida. Aunque duele, porque se de ante mano que prefieres verme partir y no detenerme, por eso le ruego a Dios que por primera vez no dejes ir a una persona, solo una, y espero ser yo, porque mi partida no es fácil, el tiempo es quién me esta matando, caminando tan lento, para todo este tiempo libre sin ti, hace que mi alma se queme para terminar en pobres cenizas, las cuales se las llevará el viento helada de la vida, y Dios mío, no quiero y no estoy preparada para mi sutil infierno.

(Source: fabbparedess)

Lo que más me duele, no fue el tiempo relativo que tuvimos, es el hecho de todos  los recuerdos que le plasme en cartas se fueron en el olvido, porque siempre trate de ser clara para él, desde mi pura amistad por él y mi más honesto sentimiento de amor, aunque ese claro, estaba disfrazado, para que no se alejará de mi, porque sabía que si sé lo decía, él se marcharía y jamás regresaría, pero… ¿qué paso hoy…? En este día no esta conmigo y lo peor no me ha vuelto a escribir. Sin duda eso es lo que más me duele todo, porque con todos esos sentimientos que en letras se vuelven más bellos, que sin anotar se olvidan, sabes que ahí están para recordarlas y si no tengo sus letras, ya no me queda nada.

Pero en cambio yo ya perdí la cuenta de la cantidad de cartas que le he dado y las que él no puede leer, donde le regale desde mis suspiros inocentes, mi risa escandalosa y hasta mis lágrimas, y lo único que tengo de él es una sola carta, que por cierto es una carta muy complicada, es sorprendente por lo elaborada, pero con contenido simple pero llenador para mi corazón, pero no alcanza para cubrir toda esta agonía, para reparar esta alma quebrada en mil pedazos.

(Source: fabbparedess)